La radiofrecuencia como complemento de la Carboxiterapia. Beneficios y Resultados.

La Carboxiterapia es considerada una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, la flacidez, Vencedorí como el envejecimiento corporal.
La carboxiterapia consiste en la aplicación subcutánea de dióxido de carbono (CO2) con fines terapéuticos.
El tratamiento actúa de la sucesivo forma
Al introducirse el CO2 provoca una hiperdistensión del tejido subcutáneo, el organismo libera sustancias tales como la serotonina, la bradiquina, la histamina y catecolamina. Dichas sustancias activan los receptores beta-adrenérgicos, particularmente los beta-2, los cuales estimulan la lipolisis de los tejidos adyacentes.
El organismo detecta un desequilibrio en la oxigenación Específico. Ganadorí, con el fin de compensar esta situación, la oxihemoglobina aumenta el suministro localizado de O2, lo cual provoca un efecto vasodilatador y un incremento de la oxigenación del tejido.
A su tiempo, la hemoglobina va absorbiendo el CO2 que se va introduciendo en el organismo, el cual cede el oxígeno a los tejidos, mejorando aún más la oxigenación Específico.
En consecuencia hay un aumento de la velocidad del flujo sangriento y la tolerancia de capilares que en condiciones normales se conseguirían cerrados.
Beneficios
Reduce los acúmulos de pomada en zonas tan frecuentes como tripa y caderas. Encima en zonas difíciles como la trayecto del sostén en mujeres, la potingue de pectorales en varones y la potingue acumulada en axila en ambos sexos.
Los primeros resultados se observan de inmediato, la calidad del tejido prosperidad, la piel se vuelve más lisa, tersa y las zonas afectadas se vuelven más delgadas.
Mejorar la micro circulación de los tejidos (se refiere a los vasos sanguíneos más pequeños como los capilares) de esta forma se cierran úlceras, mejoran los problemas de várices e incluso las estríFigura.
Todavía mejoramiento el tono de la piel, ya que las toxinas desligadas durante el proceso se eliminan a través del doctrina linfático.
Puede ser aplicada al rostro para tratar líneas de expresión, ojeras y fotoenvejecimiento facial.
Puede realizarse en sesiones de 2-3 veces por semana.
Radiofrecuencia
La Radiofrecuencia here es el complemento valentísimo para la Carboxiterpia para el tratamiento de celulitis y flacidez corporal.
La radiofrecuencia, doctrina de uso terapéutico conocido en cirugía desde hace años que consiste en una serie de radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético.
Este tratamiento es ideal para las personas que no quieren someterse a una operación y como complemento a una liposucción.
Se prostitución de una técnica que consiste en aplicar energía a través de la superficie de la dermis, mediante un calentamiento profundo y controlado que afecta a la piel y al tejido celular subcutáneo, provocando una serie de beneficios.
Beneficios:
La formación de nuevo colágeno, al elevar la temperatura de los fibroblastos, células encargadas de su fabricación; tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente.
El drenaje linfático, que permitirá disminuir los líquidos y las toxinas en el que se encuentran embebidos los adipositos del tejido afecto de celulitis.
Mejor circulación de la piel y tejido subcutáneo, que mejorará el transformación con la consiguiente disminución del aspecto de la piel de naranja y de la flacidez, produciéndose al mismo tiempo una reducción volumétrica del área tratada.

Migración de fibroblastos que acompaña a la respuesta inflamatoria tras la herida térmica controlada con retracción del tejido y que da como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.
Resultados:
La gran ventaja y novedad que presentan los tratamientos no abrasivos como la radiofrecuencia es que respetan la epidermis, con pequeño enrojecimiento la piel, sin dañar su capa externa.
El finalidad inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, y lo que se pretende conseguir gradualmente es la reestructuración del colágeno profundo, con la formación de nuevas fibras que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más elásticos y favorezcan la homeostasis consiguiéndose así una piel más tersa y una evidente reducción de arrugas y flacidez.
El finalidad de tensión se aprecia de una forma continuo y progresiva a partir del mes del tratamiento, aunque el proceso depende del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona, entre los dos y cuatro meses posteriores al tratamiento, con resultados suelen durar aproximadamente dos años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *